Fallo contra el aborto provoca masivas protestas en Polonia

El pasado viernes 30 de Octubre, en Varsovia, Polonia se realizó una de las movilizaciones más grandes de los últimos días luego que el

El pasado viernes 30 de Octubre, en Varsovia, Polonia se realizó una de las movilizaciones más grandes de los últimos días luego que el Tribunal Constitucional fallara a favor de la restricción al derecho del aborto.

Dicha protesta fue recibida por un despliegue de fuerzas policiales y elementos de la policía militar para evitar la concentración de personas y la propagación del covid-19. Sin embargo, ante las diversas barricadas en calles de la ciudad, la policía arremetió con gases lacrimógenos.

Las autoridades polacas anunciaron en las últimas horas que las personas que participan en las protestas durante la pandemia pueden arriesgarse a recibir penas de cárcel de hasta 8 años. En ese sentido, una de las líderes feministas, Marta Lempart, declaró que el lunes 02 de noviembre volverán a bloquear las principales arterias de la ciudad, como ya hicieron una semana antes.

Además, Lempart ha prometido no dejar sin respuesta la detención de activistas en múltiples ciudades, como una joven de 14 años que fue arrestada en la ciudad de Olsztyn por supuestamente organizar allí las manifestaciones a favor del aborto.

Las estadísticas polacas indican que, en los últimos años alrededor del 98 % de los abortos se han realizado a raíz de defectos fetales, lo que significa que el fallo de la Corte prohíbe prácticamente todos los abortos que se llevan a cabo en el país. Dicha decisión forma parte de la política conservadora que el partido gobernante Ley y Justicia viene aplicando en el país desde 2015, lo que marca el primer cambio a la ley de aborto polaca desde 1993.

El presidente polaco, Andrzej Duda, intervino durante la jornada con un llamamiento a la calma y sugirió que existe todavía la posibilidad de que se restablezca en parte el derecho a abortar por malformación del feto, precisamente lo que había excluido el Tribunal Constitucional con su última decisión. Matizó que eso sería posible mediante un proyecto «de manera compatible con los principios de la Constitución de la República de Polonia».

Esta decisión mostró el descontento de la sociedad polaca en los últimos años, saliendo masivamente a protestar en las calles de las principales ciudades, las cuales iniciaron inmediatamente después del fallo de la corte y han seguido creciendo desde entonces.

Las protestas alcanzaron su punto máximo el 30 de octubre: 150.000 personas salieron a las calles de la capital del país, Varsovia, y exigieron no solo la anulación de la decisión del tribunal, sino también un cambio en el rumbo político de Polonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *