Amenazas a muerte a comunicador en Intibucá

Henry Fiallos, corresponsal de un medio de comunicación nacional, que el cual ha estado cubriendo la noticias de la muerte de Keyla Martínez…

La Esperanza, Intibucá: Henry Fiallos, corresponsal de un medio de comunicación nacional, que el cual ha estado cubriendo la noticias de la muerte de Keyla Martínez en la zona, ha recibido amenazas a muerte en las últimas horas. Se sospecha que las amenazas se deben a su labor como comunicador.

Podría interesarte: Palabras de la madre y el padre de Keyla Martínez

Las amenazas han tenido lugar de varias formas, tanto por mensaje de texto a su celular, como amenazas físicas. Las amenazas por mensaje de texto han tenido lugar provenientes de un número desconocido hacia su whatsapp, mientras que las amenazas físicas consisten en intimidación de parte de dos miembros de la policía que se conducían en un vehículo del Estado.

Los mensajes de texto contienen los siguientes mensaje:

Mensaje 1: «Hoy Si Te Metiste En Problemas No Te Queremos En La Cuadra Donde Vives Periodista Sino Tus Hijos Pagaran Hacete Humo Rapido Cayadito OK Te Ves Bonito».

Mensaje 2: «Por Cual Hijo Daras Mas Por El Mas Grande oh El Chiquito».

Como puede observarse los mensajes tienen el mismo estilo ortográfico y fueron enviados desde el mismo número. El número desde el cual se enviaron los mensajes es 8903-7858 y ya fue dado a las autoridades, las cuales se supone que están haciendo las investigaciones pertinente.

Fiallos contró a el diaro El Heraldo que la primera amenaza o intimidación que recibieron por parte de la policía fue el día del entierro de Keyla Martínez, ese día después de su transmisión, cuando iban el automóvil, en una patrulla que venía en contra vía, el copiloto sacó un arma de fuego y en frente de ellos hizo un disparo al aire.

La policía no ha dicho nada relacionado con las amenazas a Henry Fiallos, el cual está recibiendo todo el apoyo del gremio periodístico y respaldo de las organizaciones de derechos humanos para asegurar su integridad física y la de su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *