Análisis: Proceso electoral primario en Honduras

Durante este proceso, el analista político y expresidente del Tribunal Supremo Electroral, Augusto Aguilar, habló con un medio de comunicación internacional.

elecciones primarias Honduras

Este domingo 14 de marzo se llevaron a cabo en Honduras las elecciones primarias. En este proceso participaron 3 partidos políticos que elegirían los candidatos que representarían a cada partido en las elecciones generales que tendrán lugar en Noviembre del presente año.

Durante este proceso, el analista político y expresidente del Tribunal Supremo Electroral, Augusto Aguilar, habló con un medio de comunicación internacional, señalando las irregularidades que se han identificado y la importancia de este proceso electoral en el contexto hondureño.

¿Irregularidades normales?

Según las palabras del analista entrevistado, se presentaron algunos incidentes que no son relevantes en el desarrollo del proceso. La pregunta verdadera es, ¿por qué el pueblo hondureño ya está acostumbrado a este tipo de incidentes a tal punto que lo vemos como normal.

«… se han reportado algunos incidentes que no son tan significativos, los consideramos como normales en todo proceso electoral …»

Para el pueblo hondureño se ha vuelto normal el hecho de que en las elecciones se hagan fraudes, las instituciones ya están preparándose para los reclamos legales y denuncias de fraude que se vendrán en los próximos días. Esto desde una perspectiva internacional es casi irrisible, como es posible que un ente con tan poca credibilidad se haga cargo de un proceso tan importante en el país.

Una institucionalidad inconstitucional

El analista señaló la mayor irregularidad de todas, la constitución hondureña prohíbe la reelección, sin embargo el actual presidente de Honduras está cursando su segundo periodo de mandato consecutivo en el país, esto ya es de por sí una razón para declarar inconstitucional cualquier acción que tome la institucionalidad.

Se espera que en las siguientes elecciones, las generales de noviembre del año en curso, incluyan una cuarta urna que consulte al pueblo hondureño sobre su opinión respecto a este tema. Esto a pesar de ser el proceso adecuado, pierde complemente validez cuando se hace por un estado que tiene en funciones a un presidente que está en su segundo periodo.

Factores que motivaron a los hondureños a votar

La cantidad de votantes no fue demasiada elevada, sin embargo considerable. Según el analista político Augusto Aguilar, existe 3 factores que llevaron a los hondureños a las urnas. Son las tres principales razones que llevaron a la gente a ejercer su voto para buscar un cambio.

Corrupción: Este es quizá el mayor mal que abate al pueblo hondureño. Los niveles de corrupción que se encuentran en las esferas del gobierno son gigantescas, son miles de millones los que se pierden anualmente por temas de corrupción y desvío de fondos.

Covid-19: La pandemia ha causado grandes daños en todo el mundo, el conflicto sanitario que tomo protagonismo el año pasado (2020) ha sido una de las peores crisis. En Honduras esto es especialmente delicado, ya que fueron miles de millones de Lempiras asignados a esta pandemia los que desparecieron. Las condiciones en las que el personal sanitario está haciendo frente a la pandemia son paupérrimas y ponen en riesgo a toda la población.

Empleo: La falta de empleo es un mal mayor en cualquier pueblo y en Honduras no es la excepción. Diariamente son miles de jóvenes los que buscan un oportunidad de empleo en las diferentes empresas en el país, sin embargo las oportunidades no favorecen a la mayoría del pueblo.

Para el expresidente del Tribunal Supremo Electoral, estas son las principales razones por las que el pueblo hondureño se dirigió a las urnas. El pueblo quiere un cambio de gobierno, el pueblo está cansado de la situación del país y quieren un cambio urgente.

Democracia en retroceso

A 40 años de la democracia en Honduras, después de las dictaduras militares de los años 80, se ha madurado en lo referente al esto. Sin embargo, se han dado grandes retrocesos en el país, el golpe de estado ha sido uno de los golpes más fuertes a la democracia de Honduras, a partir de ahí todo a comenzado a deteriorarse más y más.

El último golpe trágico que ha recibido la democracia fue la reelección del actual presidente de Honduras. Esto a nivel de democracia es muy grabe y en un contexto como este, si no se castigan estos golpes a la constitucionalidad, no hay garantías de que los procesos electorales sean democráticos.

Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *