ILAMA, SANTA BÁRBARA un pueblo con historia y tradición

En la sección de turismo alternativo, este fin de semana en desde CorresponsalHN les invitamos a visitar el municipio de Ilama, ubicado al occidente de Honduras, en el departamento de Santa Bárbara. Inicialmente conocido como Ilamatepeque, que significa en Náhuatl “Cerro de la Mujer Vieja”.

Alcanzó la categoría de municipio en 1750. Sin embargo según datos históricos, su fundación podría datar desde 1480. Porque aparece en el informe del gobernador Alonso de Contreras Guevara de 1582 como el pueblo de los indios en la ciudad de Saint Pedro con 30 tributarios encomendados a la corona con el nombre de Ilamatepeque. En el anuario eclesiástico de Antonio Vallejo de 1889 ya figura como municipio del actual departamento de Santa Bárbara.

El municipio cuenta con varios ríos y quebradas, además de infinidad de parajes naturales, que llaman la atención de los visitantes. Ilama, se caracteriza por la amabilidad de su gente.

La Peña aldea, La Fe, Ilama, Santa Bárbara. Imagen de : Oliver Tróchez

Feria y Guancasco

Ilama Santa Bárbara celebra su feria patronal en honor a la Virgen de Lourdes entre el 1 y el 12 de febrero de cada año.La feria patronal inicia con el tradicional Guancasco, qué es el encuentro con los pueblos hermanos de Gualala y China. A la fecha se mantienen las tradiciones de los pueblos originarios de la zona.

El templo católico del municipio, es considerado patrimonio cultural y monumento nacional. Fue construido en 1790 en honor a “La Virgen de Lourdes”, a la cual los lugareños le atribuyen muchos milagros. Durante la feria patronal el templo, de estructura colonial resulta insuficiente para albergar a los devotos.

Imagen: Juan Carlos Teruel
Pintura de: Juan Carlos Teruel

De la vida de dos importantes personajes de este municipio Cipriano y Doroteo Cano, es que el  famoso escritor hondureño Ramón Amaya Amador recopiló la historia conocida como “los brujos de Ilamatepeque”. Los dos hermanos Cano son los protagonistas de la historia, fueron soldados del general Francisco Morazán, creado un ambiente sociológico hostil que hace que el lector vaya interesándose.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*