ZEDEs: ¿Qué son y por qué son tan polémicas?

El término ZEDE significa: Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, y son un proyecto que el Congreso Nacional de Honduras aprobó en el año 2013 a pesar de…

El término ZEDE significa: Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, y son un proyecto que el Congreso Nacional de Honduras aprobó en el año 2013 a pesar de causar tanta polémica por todo lo que implica y todas las críticas que hay surgido al respecto. Si quieres saber por qué este proyecto ha causado el disgusto de tantas comunidades y de expertos de muchos rubros en el país, aquí se lo explicaremos.

Reformas a la constitución

Vamos a empezar con algo muy grave. Para poder aprobar este proyecto de ley, el congreso nacional tuvo que modificar algunos artículos de la Constitución de la República, esto ya da una idea de las intenciones del Congreso Nacional en el 2013. Esta fue la principal denuncia del Colegio de Abogados de Honduras.

Y es que las ZEDE son en sí mismas “territorios soberanos” dentro del territorio nacional, lo cual va en contra del principio de aplicación territorial de la ley nacional. Una ZEDE en pocas palabras, tendría sus propias reglas, no pagaría impuestos, los dueños de la ZEDE tendría total control de territorio (esto incluye despojar a las personas de sus tierras y hogares de ser necesario), podría tener incluso y propio sistema de justicia.

Esto significa que, según lo aprobado por el Congreso Nacional, el territorio hondureño se dividiría en Departamentos, municipalidades y las zonas sujetas de regímenes especiales, es decir las ciudades modelos. Esto es a todas luces, inconstitucional e incurre en numerosas faltas a la ley y a la autonomía (por no decir a la dignidad) de las comunidades que se ven afectadas por las ZEDE.

Un poco de historia

El proyecto de ley fue presentado ante el Congreso Nacional de Honduras en el año 2011, en aquel momento era llamado “Regiones Especiales de Desarrollo”. En ese momento la Corte Suprema de Justicia de Honduras declaró el proyecto como inconstitucional. Este proyecto era fuertemente apoyado por el presidente que, en ese momento, Porfilio Lobo Sosa.

La corte presentó más de 50 recursos de inconstitucionalidad por las cuales el proyecto no podía llevarse a cabo. Pero los impulsores del proyecto no desistieron y esto llevo a una fuerte guerra de poderes que trajo consigo uno de los grandes “golpes” a la democracia en Honduras. Estamos hablando de la destitución de 4 de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, solo quedó uno de los magistrados, que curiosamente fue el único que había votado a favor del proyecto de ciudades modelos.

Por cierto, este fue Óscar Chinchilla, quien tiempo después fue nombrado Fiscal General de la República y luego reelegido ilegalmente. Actualmente sigue siendo Fiscal General y evidentemente hace oídos sordos a todos los actos de corrupción que ocurren diariamente en el país, especialmente en lo relacionado con la pandemia.

Volviendo a la historia de las ZEDE, en 2013 fueron aprobadas las reformas a la Constitución de la República con lo cual se dieron las condiciones para volver a traer a la vida a las ciudades modelos, ahora con el nombre de Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE). En el 2014, el Ministerio Público, dirigido ahora por el Fiscal Óscar Chinchilla, público que esta nueva versión del proyecto, no incurría en violaciones a la constitución y que tenía puerta abierta.

A partir del año 2015, el proyecto se ha desarrollado poco a poco y de forma bastante misteriosa, brindando poca información sobre las reformas y sobre todo teniendo pocos detalles sobre donde se llevarán a cabo y de qué forma funcionarían. Esto ha causado bastante controversia, sin embargo, en ocasiones parecía que el tema se olvidaba.

Actualidad del proyecto

En la actualidad las ciudades modelas están empezando a salir de las sombras. Uno de los primeros pueblos afectados es en Islas de la Bahía. El proyecto que pretende llevarse a cabo fue llamado Roatán Prospera y planea una inversión de unos 500 millones de dólares para la construcción de una ciudad modelo en Roatán.

¿Qué busca Roatán Próspera? De acuerdo a sus ejecutivos, se crearán nuevos proyectos para que haya más prosperidad. Sin embargo, muchos de los pobladores e incluso la municipalidad han protestado en contra de la implementación de estos proyectos. Las comunidades están en desacuerdo y se están organizando para levantar proyectos para protestar por considerar que las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (Zedes), son inconstitucionales y que atentan contra la soberanía de Honduras.

Organizaciones sociales iniciarán este próximo fin de semana un proceso de recolección de firmas para solicitar al Congreso Nacional, apruebe un “referéndum” para que sea la población quien decida si acepta o no la instalación de las que también se conocen como “Ciudades Modelo”.

¿Ustedes qué opinan respecto a este tema? Puede dejar en sus comentarios, nos interesa saber cuál es la opinión de la población en generar sobre las ZEDEs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *