Sebastián: el niño emprendedor que con sus hojaldras pone sabor a La Ceiba

¿Quién en Honduras no recuerda sus tiempos de escuela o colegio?  ¿Quién no recuerda que contábamos las horas para salir a recreo? donde  al calor del juego del fútbol, rayuela, landa fruta, disfrutábamos un topogigio (charamusca para la zona central del país), acompañado de una hojaldra.

En La Ceiba, Atlántida, en la famosa avenida San Isidro, Corresponsal Hn se encontró a Sebastián, un jovencito que con un termo hermético al hombro recorre las calles del centro de “La Novia de Honduras”, vendiendo sus hojaldras.

Sebastián Aguirre es un cipote emprendedor de 15 años que, desde los 7 años de edad se dedica  vender hojaldras. El cipote emprendedor nos contó que las hojaldras las prepara su mamá, vende cuatro días a la semana. Cada hojaldra tiene un precio de 10 lempiras.

“Al principio fue difícil por al ser un niño tenía mucha pena. Me daba pena entrar a lugares, incluso a veces la gente me prohibía la entrada, pero al ir creciendo me di cuenta que, lo que yo hacía era algo único. Fui perdiendo la pena, hasta llegar a tener mis propios clientes”.

Doña Sochie, su madre nos contó que Sebastián es emprendedor desde que estaba en la escuela. Ella le hacía productos y él se dedicaba a venderlos. Detalló a Corresponsal HN que, ellos como padres le dan todo lo que Sebastián necesita para su desarrollo, desde la educación, la alimentación y un hogar.

Sin embargo le apoyan en su proyecto de emprendedurismo porque creen que, con el mismo puede llegar bastante lejos.

Sebastián es hijo de una familia emprendedora, sus padres tienen un pequeño negocio en La Ceiba, y uno de sus hermanos viene emprendiendo un pequeño restaurante en una zona popular de San Pedro Sula.

Es el menor de tres hermanos y aunque su familia tiene todas las posibilidades económicas, decidió emprender su propio negocio para costear sus gastos.

La madre de Sebastián nos contó que, los fines de semana  su hijo viaja hasta San Pedro Sula para ayudar a su hermano. El viaje lo aprovecha para prepararse en atención al cliente y manejo de restaurantes.

La próxima vez que usted visite La Ceiba, no dude en buscar en la avenida San Isidro, las famosas hojaldras de Sebastián Aguirre.

Si usted es una persona emprendedora, nos gustaría conocer y compartir su historia. Escribanos en los comentarios, y con gusto le contactaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *